La AMAI define al Nivel Socioeconómico como el nivel de calidad de vida que tiene un hogar y que todos sus miembros comparten, y permite determinar qué tan cubiertas están las necesidades de espacio, sanidad, practicidad, entretenimiento, comunicación y planeación y futuro en un hogar.