El índice de NSE de la AMAI es una herramienta de segmentación y clasificación que a lo largo de más de 20 años ha sido empleado por compañías de investigación, consultores y especialistas de mercadotecnia y comunicación, así como por agencias de publicidad, medios, marcas, empresas e instituciones oficiales.


Por su naturaleza de aplicabilidad, el índice está en constante actualización. Bajo el modelo actual, el cálculo de las distribuciones se hace utilizando las bases públicas de estudios realizados por el INEGI, principalmente la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH). Durante el primer trimestre de 2017 se está realizando una actualización del índice que, como las anteriores, busca perfeccionar la herramienta para reflejar adecuadamente las condiciones de la sociedad mexicana de consumo.


Es importante considerar los alcances y limitaciones del índice de NSE de la AMAI:


  • - Está enfocado a segmentar hogares, no individuos.

  • - No es un indicador de riqueza o pobreza; su propósito es segmentar hogares por su grado de bienestar patrimonial.

  • - No pretende ser excluyente de otras clasificaciones similares, ni tampoco de otras que busquen segmentar por variables específicas pertinentes a ciertas categorías de productos o servicios.